Consumo responsable

En nuestra sociedad se hace un derroche de grandes dimensiones sin tener en cuenta el mal que se ocasiona en el medio ambiente. Podemos evitarlo si consumimos de forma responsable: comprando productos locales, rechazando envases y envoltorios innecesarios, evitando productos de usar y tirar, prefiriendo los que se pueden reciclar y por último, sabiendo en todo momento lo que estamos comprando y que verdaderamente es necesario.