Embalajes peligrosos

Las latas de refresco vienen unidas con un plástico blanco con aperturas y si antes de tirarla a la basura no las cortas cuando lleguen al vertedero los pájaros pueden engancharse y morir. Es muy simple, no serán más de tres minutos cortar ese embalaje y contribuirás a que miles de pájaros puedan seguir volando libres.